#VolandoconBinter

Todas las publicaciones

Al norte de Francia, prácticamente situada en la frontera con la vecina Bélgica, encontramos la ciudad de Lille. Quizás por su propia ubicación, fronteriza y tan al norte del país galo, para muchos esta localidad es una gran desconocida. Pero que eso no te engañe porque en Lille hay mucho que hacer. Y no solo eso, si se planea un viaje familiar se multiplican las opciones que hacer en Lille con niños.

Qué ver en Lille                           

Lille es la capital de la región Hautes-de-France. Basta con pasear por su centro para apreciar su monumentalidad a través de lugares como la Grand Place, también conocida como plaza del General de Gaulle, en honor al expresidente francés, nacido en la ciudad, recordado por liderar las tropas aliadas francesas contra la Alemania nazi. No puede faltar tampoco un paseo por la plaza del Teatro, la Vieille Bourse o el encantador Vieux-Lille, centro histórico de la localidad.

Todos estos son lugares que tienes que ver en Lille con niños —o sin ellos, ya que se trata de lugares emblemáticos que no pueden faltar en una visita a la ciudad francesa—. Pero, tranquilo, de una forma más específica, queremos ayudarte con una guía de actividades para niños en Lille, muy útil para todos aquellos que viajen a esta región con los peques de la casa.

Cosas que hacer en Lille con niños

Si estás organizando un viaje familiar, por suerte, hay abundantes opciones de cosas que puedes hacer en Lille con niños. Unas al aire libre, otras a cubierto, unas gratuitas y otras pagando un ticket por un módico precio al tratarse de propuestas privadas. ¡Apunten, porque la oferta es muy variada!

1. Visitar el Parque de la Citadelle (Parque de la Ciudadela)

Entre los lugares que tienes que ver en Lille en tu recorrido por el patrimonio de la ciudad también llama la atención la ciudadela fortificada. Un edificio muy atractivo para grandes y pequeños. Pero, si se viaja a Lille con niños, la visita a este sitio es especialmente recomendable por el amplio parque que rodea el monumento. Ahí encontrarás parterres para jugar, sendas para correr, canales con puentes que atravesar y, además, un pequeño zoo con especies muy variadas, que te harán descubrir desde tortugas hasta pelícanos.

2. Entrar al Jardín Vauban

Prácticamente al lado del anterior parque se encuentra otro de los lugares que hay que ver en Lille con niños. Se trata del Jardín Vauban, que precisamente lleva el nombre del ingeniero y Marqués de Vauban, quien diseñó la cercana Ciudadela. Pues bien, para los pequeños es un sitio fantástico por sus zonas de juego. Además, toda la familia puede comer o merendar aquí organizando un pequeño picnic, sobre todo en la zona cercana al estanque de los patos.

3. Centros de ocio

La lista de espacios infantiles en la ciudad es muy larga. Por ejemplo, esta él AviaSim, que ofrece la oportunidad de montarse en simuladores de cabinas de aviones para jugar a ser un piloto aéreo. ¿Qué niño no disfrutaría de una experiencia así? También se puede acudir al Taho et Lina, donde no faltan zonas de toboganes, atracciones para los niños y niñas más pequeños, así como zonas de ejercicios para jóvenes. Y todo esto en la misma ciudad.

Pero quien prefiera salir a los alrededores, cuenta con otras actividades para niños en Lille área metropolitana. Por ejemplo, está el parque cubierto Koezio, o el parque de atracciones de La Fleury. E incluso el Clip'n Climb Center, donde podrás hacer deportes de aventura como la escalada.

4. Estación de Saint-Saveur

Otra de las cosas que hacer con niños en Lille es visitar la antigua estación de ferrocarril de Saint-Saveur. Los trenes siempre tienen algo que atrae, tanto a los pequeños como a los adultos. Y aquí todo tiene ese aroma ferroviario tan atractivo y tradicional. Pero, además, es una zona que dispone de un amplio espacio donde se programan numerosas actividades de ocio. Entre ellas no faltan las fiestas y juegos infantiles.

5. La Pastelería Méert

Esta otra propuesta es válida para cualquier edad. Únicamente te ha de gustar el dulce. Y, ¿a quién no le gusta eso? Por ello, un sitio a donde tienes que ir en Lille con niños (o sin ellos) es la Maison Méert. ¿La razón? Muy simple: allí se hacen los mejores gofres de la ciudad. En realidad, podemos decir que están entre los mejores de Francia e, incluso, de la vecina Bélgica, que también puedes visitar desde Lille en una excursión de un día a Bruselas. Ningún goloso se lo puede perder.

6. Visitar Furet de Nord

Para concluir nuestro listado de actividades para hacer en Lille con niños, te proponemos la visita a una librería. Sí, una librería. Y pensarás: ¿por qué? Pues porque el establecimiento de Furet du Nord cuenta con la sección de libros juveniles más grande del país. Y, por si fuera poco, una enorme ludoteca repleta de juegos y libros. Un lugar para aprender y divertirse. Posiblemente sea una experiencia que deje huella en sus hijos en tu viaje familiar, ya que comprobarán por sí mismos que leer puede ser muy entretenido y maravilloso.

No se nos ocurre mejor recuerdo para traerse a casa tras este viaje a Lille con niños.

Publicado por: BinterCanarias
Publicado por: BinterCanarias
Toda nuestra actividad, todas las piezas de nuestro engranaje, están orientadas hacia un único fin: ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Relacionados

5 planes imprescindibles en A Coruña

A Coruña, esta perla blanca y azul, se ofrece al mundo con sus valores originales: el Océano Atlántico por bandera, una cultura enraizada a la tierra y mucha historia por contar y escribir. Esta ciudad gallega alberga la posibilidad de ser un plan para una escapada perfecta. Te proponemos 5 planes para familias. Romántica si se desea, con espacios, donde el tiempo se detiene como el Jardín de San Carlos o la Plaza de la Harina, y también como una ciudad que acoge con orgullo y diversidad de planes y espacios para un viaje familiar, cuyo catálogo podría ser interminable si ampliamos al resto de Galicia, pero centrémonos, esta vez en la ciudad. 

Qué ver en Turín en 2 días

En plan romántico. En familia. Haciendo turismo cultural o gastronómico. Siempre es una fabulosa opción tomar uno de los vuelos a Turín de Binter y pasar allí dos días. Más aún si es un fin de semana, cuando esta ciudad del norte de Italia tiene un brillo especial y gran animación en sus calles y plazas. Un destino, sin duda, sorprendente, así que toma buena nota si quieres saber qué ver en Turín en tu escapada.

Qué hacer en la ciudad de Cádiz en invierno

¿Visitar Cádiz en los meses más fríos del año? Tal vez alguien te lo hayas planteado y dudes porque no estás seguro de qué hacer en Cádiz en invierno. Pues bien, lo cierto es que no deberías tener tantas dudas porque son unas fechas tan fabulosas como cualquier otras para descubrir esta ciudad andaluza. Y es que a los atractivos gaditanos más habituales se le suman otros factores propios de la época invernal.