#VolandoconBinter

Todas las publicaciones

Cantabria combina paisajes idílicos de montaña y mar y, por ello, te animamos a organizar un viaje para visitar estas tierras norteñas y descubrir su cultura e historia. A continuación, haremos una ruta por algunas de las localidades más bonitas de la costa cantábrica, ¡esas que no te puedes perder en tu escapada!

Un recorrido por los pueblos costeros cántabros

Aunque te animamos a recorrer toda la costa de Cantabria, sabemos que a veces las vacaciones son cortas y no hay tiempo para todo. Por eso, hemos creado una ruta que pasa por diversos pueblos que tienen rincones muy especiales. Estamos convencidos de que te encantarán.

San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera está considerado uno de los más bonitos de toda la provincia, porque está rodeado de castillos, puentes y murallas que te harán retroceder en el tiempo. Si te gusta el marisco, aquí podrás degustar piezas frescas y de exquisito sabor. No vayas con prisas, y pasea por sus calles para impregnarte de la esencia auténtica de un pueblo lleno de historia.

Comillas

Hemos elegido Comillas como segunda parada en esta ruta porque une perfectamente la cultura con el ocio. Encontrarás impresionantes ejemplos de arquitectura modernista, como en el famoso Capricho de Gaudí o la Universidad Pontificia, que te adentrarán en la historia del lugar de un modo muy gratificante. Por otro lado, este pueblo te ofrece una explosiva combinación de naturaleza y playas en estado puro.

Suances

Este pueblo costero es uno de los más turísticos de toda Cantabria. Te ofrece varias playas acondicionadas para todo tipo de turistas, con paseo marítimo y zonas habilitadas para la higiene adecuada tras la estancia en la playa. Se encuentra situado en un paraje digno de visitar, justo donde se encuentra la desembocadura del río Saja. Restaurantes y tiendas son parte de las diversiones que descubrirás en cuanto llegues a este encantador rincón norteño.

Liencres

Este punto de la ruta es totalmente diferente a los anteriores. A lo largo de sus ocho kilómetros de litoral, recorrerás un parque natural lleno de playas totalmente vírgenes y desconocidas para muchas personas. Te recomendamos que visites las de La Arnía y Portio, además de la de Valdearenas, que está integrada dentro del Parque Natural de las Dunas de Liencres.

Isla

Este pueblo se caracteriza por presentar islotes rocosos en mitad de su playa que, dependiendo de las mareas, crearán una estampa u otra. En algunos casos las rocas estarán dentro del agua, y no podrás acceder a la playa, pero sí observar el lindo paisaje que crean desde el paseo marítimo. Por el contrario, a veces la marea estará baja y sí que será posible pisar la arena y observar las rocas de cerca. Se trata de un pueblo pequeño, pero que cuenta con todo tipo de locales de ocio, ¡para que no te falte de nada en tu visita!

No hay duda, debes viajar a Cantabria para saber lo que es naturaleza en estado puro. ¡además de conocer una gastronomía exquisita! Estamos convencidos de que esta ruta hará que te enamores de la región.

Publicado por: BinterCanarias
Publicado por: BinterCanarias
Toda nuestra actividad, todas las piezas de nuestro engranaje, están orientadas hacia un único fin: ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Relacionados

Los seis lugares que debes ver en tu viaje a Marsella

La ciudad francesa de Marsella suele ser una gran desconocida para la mayoría de los turistas españoles, pese a encontrarse en la siempre encantadora Costa Azul francesa. Su posición estratégica entre España e Italia en la costa mediterránea la han convertido en un enclave fundamental para los diferentes imperios que han dominado el continente a lo largo de la historia.

Descubre por qué Turín es la ciudad italiana del chocolate

Turín es una de las ciudades italianas que puede presumir de contar no solo con un patrimonio histórico y cultural excepcional sino también con una gastronomía excelente, siendo el chocolate uno de sus mayores protagonistas.

6 sitios únicos en tu ruta por la Costa Azul francesa desde Marsella

La Costa Azul, también denominada Riviera Francesa, constituye una de las zonas mediterráneas más bellas del territorio francés. Aunque es maravilloso conocerla durante cualquier época del año, en la temporada más cálida, puedes aprovechar el buen tiempo para disfrutar intensamente de sus paisajes, sus playas y todo tipo de actividades al aire libre.