#VolandoconBinter

Todas las publicaciones

Si estás planeando tu viaje a la isla de Lanzarote, un sitio que no puede faltar en tu lista de lugares a visitar, son los Jameos del Agua. A continuación, veremos en profundidad qué ofrece este espectacular paraje natural y qué puedes esperar de tu visita. ¿Estás preparado? Viajemos a Lanzarote para ver un poco más de cerca esta maravilla.

Los Jameos del Agua

Ubicados en el norte de la isla de Lanzarote se encuentran los Jameos del Agua; una cueva volcánica con un ambiente muy tranquilo. El sol ilumina ligeramente el interior de la cueva dándole un aspecto muy bello y casi místico. Esta caverna es el hogar de una especie única en el mundo, un tipo muy especial de cangrejo albino.

También dentro encontramos un restaurante con unas vistas espectaculares al interior de la cueva volcánica, en el que es obligado hacer una parada en el camino para disfrutar de un paraje que parece salido de un cuento.

Otro aspecto que te llamará mucho la atención de este lugar es la aclimatación casi perfecta de las actividades culturales que allí se ofrecen con el hábitat de los cangrejos. Diseñado por César Manrique, podrás encontrar un museo con actividades interactivas sobre los volcanes de la zona, un lago artificial, un jardín con palmeras y, lo más destacado, un auditorio dentro de la propia cueva. Se trata del único auditorio dentro de una gruta volcánica del mundo, y tiene un aforo para 550 personas.

Descubriendo su interior

Para acceder a los Jameos del Agua, se atraviesa una pequeña puerta de entrada y se desciende por una escalera de caracol hecha de piedra volcánica y madera. Poco a poco podrás ir descubriendo el primer escenario, el Jameo Chico. Aquí podrás percibir una abundante vegetación y vislumbrar la cueva. En su interior descubrirás las aguas cristalinas del lago natural, donde se encuentran más de una docena de especies endémicas. Son de un gran atractivo e interés para la comunidad científica, y la más destacada es la Munidopsis polymorpha: los célebres cangrejos albinos ciegos, que debido a la oscuridad de la gruta tienen una carencia de pigmentación en su piel. Es un espécimen único en el mundo y es el símbolo principal de los Jameos del Agua.

Cruzando la pasarela que atraviesa el lago llegamos al Jameo Grande, donde se encuentra el peculiar y único auditorio del mundo en el interior de una gruta volcánica. Fue el lanzaroteño César Manrique el que decidió transformar el desplome del techo de un tubo volcánico en un espacio en el que la naturaleza y el arte se abrazan.

Un lugar mágico

Todo lo que puedes encontrar en este lugar; la vegetación, el lago de aguas turquesas con los cangrejos, el auditorio único por sus características acústicas y geológicas, y la presencia de lava volcánica por doquier; te lleva a la continua invitación de la reflexión e introspección. Cada detalle que ves y sientes te incitará a disfrutar de una experiencia única y personal que muy difícilmente podrás olvidar.

Publicado por: BinterCanarias
Publicado por: BinterCanarias
Toda nuestra actividad, todas las piezas de nuestro engranaje, están orientadas hacia un único fin: ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Relacionados

Canarias, el paraíso de las playas con bandera azul

Llega el verano y, con él, el calor y las ganas de disfrutar de unos merecidos días de playa y tranquilidad. Alcanzamos la estación estival casi como un premio después de meses muy duros y los destinos turísticos de este año, en el que todo ha sido una gran incógnita, empiezan a rondar nuestra cabeza. Una vez más, las Canarias y sus 58 playas con banderas azules se erigen como una oportunidad más que atractiva para disfrutar de nuestras vacaciones

¿Qué convierte a Tenerife Norte en el destino ideal para toda la familia?

Hay muchos motivos para visitar Tenerife norte en familia. Ciudades llenas de encanto, un clima templado perenne, paisajes naturales de ensueño y playas tranquilas y paradisíacas. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

Excursión de un día de Vitoria a San Sebastián

¿Te alojas en Vitoria y quieres hacer una excursión de un día? O ¿te planteas ir y quieres aprovechar al máximo tu estancia para ver todas las cosas posibles? No lo pienses más y visita San Sebastián. Solo 1 hora y 20 minutos la separan de la capital del País Vasco. Y te aseguramos que merece la pena. Sus pintxos, su casco antiguo o sus calles, llenas de vida, están entre sus mayores reclamos.