#VolandoconBinter

Todas las publicaciones

Piensa por un momento en un escenario para pasar San Valentín. Infinitas playas casi desiertas, puestas de sol sacadas de una postal, un clima que invita a pasear sin rumbo de la mano de tu pareja y lugares que combinan exotismo y encanto. ¿Existe ese lugar? Pues sí, se llama La Palma y desde Binter queremos enseñarte algunos planes de lo más románticos.

Planes en la naturaleza para un San Valentín en La Palma

Para empezar, ¿sabías que los cielos de La Palma están protegidos? Pues sí, la contaminación lumínica está muy restringida al ser una zona en la que hay observatorios telescópicos internacionales de gran fama.

Una noche estrellada

Con estas condiciones excepcionales para ver las estrellas, el primer plan que les proponemos no puede ser otro que una visita al Roque de los Muchachos. Esperen a que anochezca y contemplen la inmensidad del universo desde un lugar privilegiado, a 2.420 metros de altura. Algo que seguro que no olvidarán.

Un San Valentín tórrido entre volcanes

Al igual que el cielo es un regalo de la naturaleza, los volcanes también lo son. ¿Les gustaría una ruta que cruce los cráteres de los mismos volcanes que formaron la Isla Bonita? Es algo muy sencillo y al alcance de los turistas, ya que existe un sendero en la zona sur de La Palma que se extiende a lo largo de 22 kilómetros, atravesando rincones como Hoyo Negro, Duraznero o el volcán Martín.

Un atardecer sobre el mar

Tenemos un último plan relacionado con la naturaleza: ver el atardecer en Puerto Naos. Encontrarán fantásticas playas en La Palma, pero no todas son tan románticas como esta. Su arena negra procede de las erupciones más recientes en el tiempo y se combina con unas aguas que te parecerán de mentira, por lo transparentes que son. Espera junto a tu pareja a que la puesta de sol comience y verás un espectáculo de colores sin igual, que harán de este un momento único junto a tu pareja.

Otras experiencias románticas en La Palma

La Isla Bonita tiene mucho más que ofrecer a los enamorados que lleguen a este rincón de Canarias. Sin ir más lejos, una visita a Santa Cruz de la Palma es fundamental. Su casco antiguo conserva el estilo colonial de siglos pasados, con rincones llenos de encanto en los que se sentirán realmente unidos. No olviden disfrutar de la amplia oferta de restaurantes con comida tradicional y de la variada oferta de ocio. Santa Cruz de la Palma tiene mucho que ofrecerles para dar forma a un romántico viaje.

Si tienes tiempo, tampoco puedes evitar una visita a la costera localidad de Los Cancajos, que se encuentra a solo 5 minutos del aeropuerto de la isla. Parte del atractivo de la ciudad es el encontrarse rodeada de playas, de zonas de buceo y de restaurantes en primera línea de playa que les permitirán relajarse y disfrutar el uno del otro.

No cabe duda de que La Palma es un regalo para los enamorados, así que considera muy seriamente este destino para disfrutar de tu próxima escapada de San Valentín. ¡Seguro que querrás repetir!

Publicado por: BinterCanarias
Publicado por: BinterCanarias
Toda nuestra actividad, todas las piezas de nuestro engranaje, están orientadas hacia un único fin: ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Relacionados

Canarias, el paraíso de las playas con bandera azul

Llega el verano y, con él, el calor y las ganas de disfrutar de unos merecidos días de playa y tranquilidad. Alcanzamos la estación estival casi como un premio después de meses muy duros y los destinos turísticos de este año, en el que todo ha sido una gran incógnita, empiezan a rondar nuestra cabeza. Una vez más, las Canarias y sus 58 playas con banderas azules se erigen como una oportunidad más que atractiva para disfrutar de nuestras vacaciones

¿Qué convierte a Tenerife Norte en el destino ideal para toda la familia?

Hay muchos motivos para visitar Tenerife norte en familia. Ciudades llenas de encanto, un clima templado perenne, paisajes naturales de ensueño y playas tranquilas y paradisíacas. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

Excursión de un día de Vitoria a San Sebastián

¿Te alojas en Vitoria y quieres hacer una excursión de un día? O ¿te planteas ir y quieres aprovechar al máximo tu estancia para ver todas las cosas posibles? No lo pienses más y visita San Sebastián. Solo 1 hora y 20 minutos la separan de la capital del País Vasco. Y te aseguramos que merece la pena. Sus pintxos, su casco antiguo o sus calles, llenas de vida, están entre sus mayores reclamos.