#VolandoconBinter

Todas las publicaciones

El Pirineo aragonés destaca por sus estupendas pistas de nieve, para aprender y disfrutar tanto solo como en familia. ¿Quieres conocer algunas ideas para disfrutar al máximo de la nieve en tu estancia?

Disfruta practicando esquí en Formigal

Su pista de esquí es posiblemente la joya de la corona dentro del Pirineo aragonés. Sus más de 180 kilómetros esquiables hacen de este lugar un enclave único para los amantes de la nieve en general y del esquí en particular.

Formigal cuenta con algunas pistas de esquí que no te puedes perder si quieres disfrutar al máximo de tu visita:

Anayet: ideal si vas con niños o si no eres un especialista en la materia. Podrás aprender de forma tranquila y sin correr demasiados riesgos.

Tres Hombres: una pista excepcional para pasar el día esquiando. Sus más de 450 metros de desnivel hacen de esta pista un lugar único.

Bosque: para poder llegar a este punto tendrás que tomar el telesilla. Allí encontrarás un paraje natural idóneo para disfrutar con tranquilidad.

Tomar clases de esquí

En conexión con lo anterior, si sientes curiosidad por aprender a esquiar, en el Pirineo aragonés podrás llevarlo por fin a cabo. En las estaciones de Formigal, Candanchú o Panticosa hay monitores especializados que te enseñarán las técnicas con las que, poco a poco, adquirirás la destreza necesaria para manejarte en este deporte.

Visitar los glaciares de los Pirineos

El ibón de Piedrafita está ubicado a los pies de la escarpada Peña Telera y es uno de los picos más elevados de la Sierra de la Partacua. Para poder acceder hasta este enclave deberás ascender utilizando raquetas de nieve; de lo contrario tus pies quedarán enterrados en ella continuamente y te será imposible llegar.

Una vez allí, podrás ponerte en marcha: la excursión por la zona ronda las dos horas y media, en las que la nieve y el silencioso imperante en el ambiente del lugar te permitirán disfrutar de un entorno totalmente sobrecogedor.

Si vas acompañado de niños, es casi obligatoria una parada en el Parque Faunístico de Lacuniacha (ubicado en Piedrafita de Jaca). Allí pasarán un rato muy agradable en esta época del año.

Excursión al valle de Tena

El paisaje de la Partacua es uno de los lugares más espectaculares y bellos de todo el Pirineo aragonés, pero también uno de los más desconocidos. Debido a esto, apenas ha sido explotado el gran potencial que tiene para la práctica del esquí de fondo.

Situado al sur del valle de Tena, entre la estación de Formigal y un terreno montañoso ordenado en dirección noroeste-sudeste, es uno de esos lugares inmejorables para la práctica de deportes de invierno, en buena parte, gracias a sus excelentes condiciones naturales.

Estos son solo algunos de los destinos que podrás disfrutar si tienes pensado hacer un viaje al Pirineo aragonés. Si quieres disfrutar de la nieve este invierno, no lo dudes, reserva tu viaje y haz esa escapada con la que sueñas.

Publicado por: BinterCanarias
Publicado por: BinterCanarias
Toda nuestra actividad, todas las piezas de nuestro engranaje, están orientadas hacia un único fin: ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Relacionados

Canarias, el paraíso de las playas con bandera azul

Llega el verano y, con él, el calor y las ganas de disfrutar de unos merecidos días de playa y tranquilidad. Alcanzamos la estación estival casi como un premio después de meses muy duros y los destinos turísticos de este año, en el que todo ha sido una gran incógnita, empiezan a rondar nuestra cabeza. Una vez más, las Canarias y sus 58 playas con banderas azules se erigen como una oportunidad más que atractiva para disfrutar de nuestras vacaciones

¿Qué convierte a Tenerife Norte en el destino ideal para toda la familia?

Hay muchos motivos para visitar Tenerife norte en familia. Ciudades llenas de encanto, un clima templado perenne, paisajes naturales de ensueño y playas tranquilas y paradisíacas. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

Excursión de un día de Vitoria a San Sebastián

¿Te alojas en Vitoria y quieres hacer una excursión de un día? O ¿te planteas ir y quieres aprovechar al máximo tu estancia para ver todas las cosas posibles? No lo pienses más y visita San Sebastián. Solo 1 hora y 20 minutos la separan de la capital del País Vasco. Y te aseguramos que merece la pena. Sus pintxos, su casco antiguo o sus calles, llenas de vida, están entre sus mayores reclamos.