#VolandoconBinter

Todas las publicaciones

Un fin de semana en Vitoria puede ser un plan ideal para desconectar. Y es que las calles de Vitoria-Gasteiz esconden muchas sorpresas para todos los gustos y edades. Desde la obligada visita al siempre atractivo casco medieval de Vitoria, hasta las sugerentes propuestas de la gastronomía vasca (todo un emblema del turismo en el País Vasco) en la ciudad. Todo ello pasando también por museos de lo más peculiares o por descubrir el aspecto más verde de la ciudad.

Qué ver en Vitoria en dos días

Dos días en Vitoria dan para mucho. ¿Qué tal visitar una gran catedral medieval donde siguen las obras? ¿O jugar a la baraja en un museo de naipes? ¿Prefieres ir de pintxos? ¿O quizás pasear por la que se ha convertido en global green city, un galardón de categoría mundial? Todo eso y mucho más para gozar a máximo de una escapada a Vitoria.

¡Si tienes pensado tomar un vuelo a Vitoria, aquí van unas cuantas ideas sobre lo que hacer un fin de semana en Vitoria!

Paseo por la “almendra” medieval de Vitoria

Esta actividad es casi obligada, y más aún en una primera visita a Vitoria-Gasteiz. Pasear por su casco histórico es todo un placer. Podrás ver por ti mismo cómo van surgiendo callejuelas, cuestas empedradas, iglesias, plazas y palacios de lo más atractivos, así como escaleras mecánicas y ascensores integrados en los edificios históricos para hacer más sencillo el paseo.

En definitiva, recorrer el Casco Viejo de Vitoria es algo que hay que hacer sí o sí durante un viaje a Vitoria de fin de semana. Por cierto, ¿quieres saber por qué esta zona es conocida también como la “almendra”? Su peculiar forma recuerda a ese fruto seco, algo que se aprecia a las mil maravillas desde las alturas, por lo que si tienes la oportunidad, te invitamos a comprobarlo por ti mismo.

Visitar una catedral en obras

De los monumentos integrados en el casco antiguo vitoriano, sin duda destaca la Catedral de Santa María. Un templo construido en la Edad Media, pero que parece estar en obras perpetuas, algo que, sin duda, le da una personalidad especial. Porque uno de los encantos de la visita a este monumento es ver sus entrañas y su evolución.

Eso lo ha convertido en uno lugar destacado entre la lista de sitios que hay que ver en Vitoria. Más aún sabiendo que este lugar inspiró al escritor superventas Ken Follet para crear su libro Mundo sin fin, la continuación de su exitosa y archiconocida obra Los Pilares del Tierra. Aunque ya te avanzamos que para disfrutar de esta visita no hace falta haber leído esos libros.

Entrar al museo Artium

Un carácter totalmente distinto tiene esta otra propuesta para la escapada de dos días en Vitoria. Se trata de visitar Artium, el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo. Allí los amantes de las creaciones modernas gozarán de lo lindo. Y desde luego tendrán otra perspectiva distinta de la ciudad, descubriendo su faceta más vanguardista.

Echar una partidita a las cartas

No todos los museos vitorianos son de arte. Aquí va nuestra propuesta distinta. Cualquiera ha jugado a las cartas. Y, quizás alguna de las barajas con las que has jugado venga firmada por Heraclio Fournier. Pues bien, esta fábrica de naipes se originó en Álava y cuenta con un divertido museo en el pleno casco vitoriano. El Museo Fournier de Naipes no puede faltar en nuestra selección de museos de Vitoria

Mirar el calendario de actividades culturales

Cuando se realiza un viaje de un fin de semana Vitoria es más que recomendable echarle un ojo a los actos que haya programados en la ciudad. A lo largo del año se suceden los eventos de enorme interés. Por ejemplo, tal vez se coincida con los estupendos conciertos del Festival de Jazz de Vitoria, un acontecimiento de renombre mundial para los amantes del género.

Del mismo modo, hay que saber si durante la visita se celebran las fiestas patronales de la Virgen Blanca. Así como son habituales los eventos vinculados con la ecología y la sostenibilidad, al ser una ciudad que ha sido declarada Capital Verde de Europa y ha hecho una apuesta firme en este sentido.

Y, desde luego, hay que mirar su calendario de exposiciones o de pruebas deportivas, porque también es habitual que se celebren carreras populares en la localidad.

Hacerse el mejor selfie

Y para rematar la lista de los planes que hacer en Vitoria en un fin de semana, lo mejor es llevarse un recuerdo fotográfico para compartirlo en las redes sociales. Para esto no hay lugar más adecuado que la plaza de la Virgen Blanca. Allí, junto al enorme cartel vegetal de Vitoria-Gasteiz, quedará inmortalizado tu viaje.

Sin duda una imagen vale más que mil palabras, y seguro que tras pasar un fin de semana en Vitoria, cualquiera que se tome ese selfie aparecerá con una sonrisa radiante tras lo mucho que ha disfrutado de esta dinámica y siempre atractiva ciudad vasca.

Publicado por: BinterCanarias
Publicado por: BinterCanarias
Toda nuestra actividad, todas las piezas de nuestro engranaje, están orientadas hacia un único fin: ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio.

Relacionados

Un invierno diferente en nuestros destinos Europeos

El invierno, a pesar del frio, es la estación perfecta para realizar una escapada. Las ciudades se visten de colores, mercados navideños y en algunos afortunados casos, de nieve. ¿Te animas a hacer un espada invernal en algunos de nuestros destinos europeos?

Ruta para conocer los 8 mejores bares de pintxos de Vitoria

Los pintxos son la expresión más sabrosa, delicada y social de la gastronomía vasca. Cualquiera sabe que un viaje al País Vasco estaría incompleto sin disfrutar de sus restaurantes y sin sabor algunas de sus recetas más carismáticas. Es precisamente por esto por lo que te traemos una ruta para conocer los mejores pintxos de Vitoria y qué hace que cada uno de estos bocados sea especial y único.

6 planes que puedes hacer un fin de semana en Vitoria

Un fin de semana en Vitoria puede ser un plan ideal para desconectar. Y es que las calles de Vitoria-Gasteiz esconden muchas sorpresas para todos los gustos y edades. Desde la obligada visita al siempre atractivo casco medieval de Vitoria, hasta las sugerentes propuestas de la gastronomía vasca (todo un emblema del turismo en el País Vasco) en la ciudad. Todo ello pasando también por museos de lo más peculiares o por descubrir el aspecto más verde de la ciudad.